Twitter ahora está prohibiendo cuentas cuyos tweets contengan amenazas homofóbicas. “Aunque animamos a la diversidad de opinión, continuaremos tomando medidas contra cuentas que crucen la línea del abuso.  A partir de ahora la opción de reportar por incitar al odio será posible, reconociéndose como tal el promover la violencia, atacar o amenazar a personas por su raza, etnia, origen, orientación sexual, género, identidad de género, religión, discapacidad o enfermedad”, dijo Megan Cristina, directora de la confianza y la seguridad de la red social.

Hasta el momento los reportes realizados por los usuarios a través de “la violencia contra los demás”. Twitter ha sido criticado por no hacer lo suficiente para ayudar a proteger a las víctimas de abuso.  Taylor Alesana, una chica trans de 16 años de edad, de California, que se suicidó en abril pasado, dijo que estaba siendo intimidada por los mensajes transfóbicos en Twitter.